miércoles, 6 de enero de 2016

552. Puente Anghel Saligny (Constanța, Rumanía)

Con una longitud superior a los cuatro kilómetros, el puente Anghel Saligny fue el más largo de Europa durante cierto tiempo. Construido a finales del siglo XIX, supera con solvencia el vado que crean el río Danubio y su rama denominada Borcea a la altura de la localidad rumana de Cernavodă. Su vano central alcanza los ciento noventa metros, todavía el mayor que existe en la Europa continental, lo que prueba la robustez de su diseño. Anteriormente denominado puente del rey Carol I, debe su nombre actual al ingeniero que lo diseñó para el tráfico de ferrocarriles, hasta que un siglo más tarde, ya en 1987, se inauguró un puente paralelo que da servicio tanto al tráfico de trenes como de automóviles y quedó en desuso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario