lunes, 23 de septiembre de 2013

221. Celebración religiosa (Nuku'alofa, Tonga)

Aunque no se sea creyente, la asistencia a una celebración religiosa es muy recomendable para cualquier visitante al reino de Tonga. El ciudadano tongano considera la religión como un pilar esencial en su vida y el domingo es un día sagrado, dedicado casi en exclusiva a la práctica del culto al que pertenece. Las ceremonias pueden durar varias horas, y los asistentes suelen vestir el tupenu, una especie de falda que usan tanto hombres como mujeres, siendo la diferencia fundamental que en los hombres cubre solo hasta debajo de las rodillas mientras que en las mujeres llega hasta los tobillos. La celebración es conducida por el pastor y suele ir acompañada de un coro, formado por ciudadanos de la comunidad. Son de destacar la tranquilidad, la calma, la paz interior de los habitantes de este aislado archipiélago. Los tonganos siempre tienen una sonrisa en los labios y resulta prácticamente imposible ver a alguien manifestando su ira por algo.

2 comentarios:

  1. Qué bonito y atractivo debe ser participar en tanta espiritualidad, de tanto en tanto va bien reconfortarse con ella, dado los zarpazos que a veces da la vida.

    Un abrazo, como siempre es un gusto leerte. Marcela.

    ResponderEliminar
  2. Los tonganos son gente muy espiritual, que no pueden entender su vida sin las creencias religiosas. Existen numerosos credos, y cada uno cuenta con sus adeptos, que siguen sus reglas escrupulosamente. Durante nuestra estancia allí pudimos comprobar que el domingo está dedicado casi en exclusiva a la práctica religiosa, y da la impresión de que lo hacen con absoluta convicción.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar