sábado, 1 de junio de 2013

156. Cráter de Ngorongoro (Arusha, Tanzania)

Con una superficie de doscientos sesenta kilómetros cuadrados en su interior, el Ngorongoro es la mayor caldera volcánica que se conserva intacta en el mundo. Su altura varía entre los mil ochocientos metros del fondo hasta los casi dos mil quinientos que se alcanzan en su punto más elevado. Mientras que los bordes del cráter están cubiertos por una densa vegetación, su interior está compuesto mayoritariamente por una llanura herbácea, que sirve de alimento a los animales que habitan allí de forma estable, junto a algunos pequeños bosques de acacias. Algunas corrientes de agua penetran en el interior del cráter y drenan el Makat, un lago salino que sirve de refugio a bandadas de flamencos, mientras que diversos manantiales atraen a grandes mamíferos en busca de agua.

2 comentarios:

  1. Qué alucinante la vida en el interior de un cráter! Preciosas fotos y un sitio impresionante, qué ganas tengo de ir por ahí.

    ResponderEliminar
  2. Espero que vayas algún día, porque es un lugar único, de los que hay muy poquitos en el Planeta Tierra. Estas fotos no le hacen justicia para nada, créeme.

    ResponderEliminar