viernes, 12 de abril de 2013

113. Monte Nebo (Madaba, Jordania)

De acuerdo a la tradición judeocristiana, desde el Monte Nebo Dios mostró a Moisés la Tierra Prometida poco antes de morir. Situado en territorio jordano, el lugar con el que se asocia este sitio bíblico es una cresta montañosa de unos 800 metros de altura, desde la que se obtienen fantásticas vistas de Cisjordania. En días claros, algo poco habitual debido a la abundante bruma, puede vislumbrarse incluso Jerusalén. En su cima se conservan los restos de una basílica bizantina del siglo V, protegidos por un templo moderno, cuyo suelo está cubierto por mosaicos. Además, una escultura en forma de cruz serpenteante recuerda al pasaje del Antiguo Testamento en el que Yahvé mandó a Moisés crear una serpiente de bronce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario